Consejos sobre mudanzas

La Mudanza, es cuando una familia o una empresa decide trasladar sus objetos personales y muebles a otra ciudad o a otra edificación y va requerir para esto embalar todos sus bienes, por lo general, para realizar este traslado se requiere de los servicios de una empresa que se encargue de realizar esta actividad y que le garanticen que sus objetos de valor estarán en buenas manos.

Para realizar una mudanza entre una ciudad y otra o entre una edificación y otra, se requiere organizar de forma ordenada todos los objetos que se van a trasladar, siguiendo algunos lineamientos de acuerdo con tipo de material de los mismo.

Material para embalar los objetos – Consejos sobre mudanzas

  1. Se debe reunir materiales que sirvan para el empaquetado, como cajas de diferentes tamaños o material para envolver los objetos.Las cajas deben ser resistentes, de varios tamaños, que sirvan para empacar objetos de diversos tamaños. Es recomendable que las cajas sean de cartón resistente.
  2. Se requiere de material para relleno, que puede ser plástico de burbujas para envolver, hojas para envolver, papel periódico, cintas adhesivas, entre otros.
  3. También se debe tener tijeras, etiquetas y marcadores para identificar cada caja.

Recomendaciones para la mudanza 

  1. Se debe ubicar una empresa de mudanzas que se encargue de realizar este servicio, tener a la mano todo los documentos y objetos que puedan requerirse al momento del traslado, esto es aconsejable que vaya en un bolso de mano, al igual que los útiles personales.
  2. Se debe seleccionar los objetos que se van a llevar, los que realmente son necesarios y que se utilicen.
  3. Es recomendable marcar cada caja que se embala y hacer una lista con lo que lleva cada caja. Todo lo que vaya a salir del sitio de la mudanza debe estar en una lista, para asegurarse que todo llegue a su destino.
  4. Para no gastar mucho dinero en material para envolver, se puede utilizar la misma ropa como relleno y también sirve para envolver los objetos de vidrio.
  5. Cada objeto se debe envolver muy bien y con mucho cuidado, con la finalidad de evitar que se dañen. Los objetos que son muy pesados deben ir en el fondo de la caja y los más ligeros en la parte superior de la caja. Las cajas no se deben llenar hasta el tope porque se pueden romper.
  6. Los objetos frágiles que se puedan romper deben ser empacados con mucho cuidado. Si son botellas con algún líquido, se debe colocar un material que evite el derrame. Si son cosméticos, se le puede colocar algodón.
  7. Cuando son aparatos en las que su instalación es complicada, se recomienda tomarle una foto para que sirva de referencia.
  8. Se debe colocar los objetos de acuerdo donde irán ubicados, de esta manera será más fácil de ordenar.
  9. Cuando se vaya a desempacar se debe hacer habitación por habitación, es decir, se ordena todo lo de la cocina, luego lo de la sala o dormitorios y así poco a poco hasta que cada espacio vaya tomando forma.