Cómo limpiar el filtro de la aspiradora

Para limpiar tu nuevo hogar te recomendamos el uso de un buen aspirador. Siempre ayuda a eliminar con mayor precisión el polvo y los ácaros de forma rápida y eficaz. Sin embargo, desde el servicio técnico Teka informan de la importancia de cambiar el filtro de forma periódica para poder seguir disfrutando de todos los beneficios de tener a este aliado de la limpieza en el hogar.

Fácil y sencillo

Expertos como los de Arregla tú mismo determinan que los pasos a seguir para poder realizar este proceso son:

  • Desenchufa el aspirador.
  • Extrae el recipiente que almacena la suciedad y quítale la tapa.
  • Serapa las piezas y tira los restos de suciedad que tenga a la basura.
  • Limpia los restos que haya en el filtro con un cepillo.
  • Une ambas partes para ponerlas en el recipiente.
  • Retira el filtro y límpialo.

Limpieza completa

Cada cierto tiempo los expertos del servicio técnico Teka advierten que hay que limpiar el filtro de entrada Hepa y el filtro de espuma de entrada y de salida. El último tendrá como principal función el hecho de proteger al HEPA cuando hay una acumulación de suciedad. Para poder limpiarlos tendremos que ponerlos en agua caliente. En todo momento habrá que tener cuidado con los pliegues de los que dispone. Con la presión del agua se eliminará toda la suciedad.

Tienes que colocar el filtro de una forma que la parte plisada del mismo esté orientada hacia arriba, dejando que le agua fluya de forma pararlela a los pliegues y manteniendo  el filtro de forma que el chorro de agua pueda eliminar todo lo que hay en su interior.

Cuando acabes, gíralo en 180º y deja que el agua pase en la parte opuesta. También tendrás que esperar a que se sequen para poder volver a colocarlos. El filtro de entrada HEPA debe ser cambiado en periodos de seis meses para el correcto funcionamiento de la máquina.